En el marco del debate “El periodismo alternativo en tiempo de crisis”, se valoró el trabajo y el compromiso de los trabajadores de prensa de los medios locales. El periodista y referente del Sindicato de Prensa de Rosario (SPR), Juan Pablo Sarkissian, destacó el papel activo de los sindicatos a la hora de defender los derechos de las y los trabajadores. Repasemos el papel activo que tuvieron en Tiempo Argentino y en nuestra ciudad.

Tiempo Argentino.

El diario porteño pertenece al Grupo 23 encabezado por Sergio Szpolski y Matías Garfunkel quienes a partir del 10 de diciembre de 2015 comenzaron a desmantelar sus medios (Canal Cn23, Radio América, Tiempo Argentino, Rock and Pop, Radio Splendid) con la excusa de que no había fondos para mantener los puestos de trabajos. El grupo siempre recibió dinero de la publicidad oficial que brindaba el Estado pero a partir del 10 de diciembre dejaron de recibir.

La excusa de falta de dinero no es nueva. Siempre los empresarios de medios en tiempos de crisis (reales o fabricadas por ellos) acusan escasez de fondos. Algo totalmente falso ya que siempre fueron (y serán) empresarios exitosos.

Ante esto, los trabajadores de Tiempo Argentino decidieron conformarse como Cooperativa de trabajo para no depender de las decisiones de una patronal. Ahora éstas se toman en asambleas democráticas entre todos los que integran la cooperativa (decisiones que van desde los contenidos hasta aquellas que tienen que ver con lo económico). “Nos cansamos de esperar las directivas de las patronales y decidimos bancarnos entre todos”, aseguró Jonathan Raed, periodista de Tiempo Argentino. “Hoy nucleamos a 125 trabajadores siendo una de las cooperativas de medios más grandes del país”, amplió.

¿Cómo logran llevar a cabo esta iniciativa y sobrevivir? “Gracias al apoyo de nuestros lectores que compran nuestro diario. A ellos les respondemos con más y  mejor periodismo”, aseguró el joven porteño. Con respecto al tipo de periodismo que consideran que hacen, admitió que buscan tener “una mirada honesta, sin mentir y sin presentar las opiniones como información”.

Esteban Schoj, quien también pertenece a la Cooperativa de Tiempo Argentino, destacó que la “verdadera grieta es entre trabajadores y patrones” por eso defendió la idea de emprender esta iniciativa para “incomodar al poder establecido” que son los grupos concentrados de medios. “Queremos generar un antecedente para que todos puedan seguir por este camino”, afirmó alentando la iniciativa de la reciente Agencia Sin Cerco para conformarse como cooperativa.

En Rosario

En nuestra ciudad el SPR cumplió un rol fundamental en la defensa de los y las trabajadores de prensa. Ante cada apretada que sufrían compañeros/as, el sindicato supo plantarse y negociar siempre a favor de los asalariados. Pero no todo es color de rosa.

El ejemplo es el caso del Diario el Ciudadano que desde el día en que se fundó siempre tuvo problemas con sus patronales. Al respecto, Sarkissian mencionó: “Gracias al apoyo del sindicato y a la unidad de los trabajadores de prensa, hemos conseguido que muchos puedan vivir de esto”. Claro no fue fácil conseguirlo. En tiempos de amenazas y despidos, muchos optaron por los retiros voluntarios. “Pero sabemos que si en ese momento todos aceptábamos eso, hoy seriamos desocupados”, reflexionó el periodista.

Por eso, destacó el apoyo que hoy brinda a la joven Agencia Sin Cerco. “Esta bueno que los pibes y pibas puedan auto-gestionarse y apoyamos la decisión que tomaron de formarse como cooperativa”. Todo esto sabiendo los riesgos que acarrea tomar semejante decisión: implica un compromiso por llevar adelante el proyecto. Sarkissian lo destacó ya que “puede llegar a  ser una nueva alternativa para generar puestos de trabajos”·

En referencia al caso de la Cooperativa La Masa, se fundó en 2008 cuando un grupo de 20 personas – entre periodistas, comunicadores, docentes, diseñadores gráficos y cientistas políticos – decidió encarar este nuevo camino.  “Lo que hacemos es un periodismo auto-gestionado por nosotros mismos”, sentenció Manolo Robles en representación de la cooperativa. “Sentimos que hoy hay más interés en nuestro trabajo y eso nos gratifica mucho”, afirmó en relación a aquello de que en los últimos tiempos se puso en cuestión la información proveniente de los medios concentrados (Clarín, La Nación, La Capital).

Por otro lado, la inminente Agencia Sin Cerco también dio el presente en la charla de la mano de Florencia Mainardi. Según la trabajadora, el medio surgió ante la necesidad de “hacer frente al cerco mediático que existe e impide que nos enteremos de temas muy importantes como los despidos masivos que hubo”, ejemplificó.  “No queremos responder a esa agenda de los medios grandes sino gestionar la nuestra y poder contar aquellas cosas que quedan afuera”, explicó Florencia y cerró: “Estamos en ese camino, es aprender todo el tiempo”. En estos momentos, están ante el desafío de recibir un amparo legal para finalmente constituir como cooperativa y luchar por el mantenimiento y crecimiento del proyecto.

Anuncios